• Portafolio de servicios

Comunicado de la rectoría para la comunidad universitaria

SOBRE LA SITUACIÓN ACTUAL DE LA UNIVERSIDAD

Comunicado de la rectoría para la comunidad universitaria

13/11/2020

Este 2020, que se registrará en la historia como un año de sufrimiento e incertidumbre para la humanidad por las consecuencias ruinosas que trajo consigo el SARS-CoV-2, será recordado por todos nosotros como el año en el que también se consumó la pérdida de un periodo académico.

Desde el año 2017, la Universidad empezó una carrera contra el tiempo que hoy ha perdido. Año tras año, después de uno y otro cese de actividades, se fue acrecentando un pendiente que ya no es posible resolver. El próximo mes culminará la anualidad 2020, pero paradójicamente nuestro segundo periodo del calendario académico a duras penas ha comenzado y los estamentos profesoral y estudiantil se encuentran de nuevo en cese de actividades desde hace un mes. Las circunstancias son claras y las consecuencias son obvias. El tiempo, como lo conocemos y lo medimos, no se extiende del mismo modo que nuestro deseo.

Los esfuerzos institucionales realizados para evitar los resultados que hoy se conocen han sido tan continuos como variados. Con todo y las dificultades que atraviesa la educación pública en el país, a las cuales no es ajena la Universidad de Caldas, las garantías laborales y académicas para nuestros profesores y estudiantes nunca han dejado de estar presentes. Este año en particular hemos invertido millones de pesos con el propósito de atender necesidades de capacitación en el uso de las herramientas que ofrecen las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones para el desarrollo de actividades académicas; adquirir planes de conectividad a través de dispositivos móviles para los estudiantes que los requieran; gestionar dispositivos electrónicos; implementar programas de bienestar universitario y protocolos de bioseguridad ajustados a los requerimientos de la crisis y financiar las decisiones que se han promovido ante los Consejos Superior y Académico, contenidas en más de una decena de Acuerdos, entre los que se cuenta el beneficio de matrícula para estudiantes de pre y posgrado; la instauración de actividades similares o equivalentes a las de la labor académica que salvaguardaron la integridad de las vinculaciones de los profesores y una reducción en la relación presencialidad / no presencialidad para aligerar las cargas comprometidas en la interacción entre los profesores y estudiantes en estas circunstancias difíciles de aislamiento. En suma, la Universidad de Caldas, en el marco de sus competencias y sus capacidades, apostando por mantenerse abierta, funcionando a pesar de todo, ha asegurado a los estudiantes su derecho a educarse y a los profesores su derecho al trabajo.

La decisión del Consejo Académico de terminar el calendario académico 2020 el día lunes 30 de noviembre del año en curso, es más el reconocimiento de un efecto que la intención de producirlo. El segundo momento del calendario académico 2020 no tiene lugar y nos ha correspondido como órgano de dirección y gobierno la responsabilidad de asumirlo.

Ahora nos queda disponer nuestra voluntad para que no vuelva a ocurrir lo que estamos viviendo. En 1940 Winston Churchill le decía al pueblo británico “que confiaba en que si todos cumplían con su deber, si nada se abandonaba, se demostrarían a sí mismos que eran capaces de defender su hogar insular.” Nosotros también somos capaces de defender nuestro hogar universitario. Basta que cada quien haga lo que le corresponde. Bienvenido el disenso y la protesta, sin los cuales el movimiento y el avance no serían posibles, pero no dejemos nunca de hacer nuestro trabajo, honremos a la sociedad, no olvidemos que nuestros recursos le pertenecen y a ella nos debemos.

Como institución de carácter público que busca fortalecer sus capacidades para seguir ofreciendo servicios y educación de alta calidad tenemos dificultades que demandan del compromiso de todos. Tenemos que comprender que, si en lugar de enfrentarlas juntos nos enfrentamos entre nosotros, también nos paralizamos. Ofrezco toda mi disposición para trabajar en conjunto. Ahora mismo, de la mano de un equipo de técnicos y expertos, se optimizan los procesos con miras a lograr el pleno funcionamiento del nuevo Sistema de Información Académica, SIA, así como la implementación de importantes proyectos que en el corto y mediano plazo favorecerá nuestro destino común.

Me despido advirtiendo que la Universidad de Caldas, patrimonio de la región y del país, tiene que conducirse al cumplimiento superior de su misión, formar integralmente ciudadanos comprometidos con la sociedad y aportar soluciones a los problemas del territorio en sus diferentes escalas, aplicando a ello todo su empeño y sus recursos, lo cual implica para sus autoridades la obligación normativa y moral de tomar las decisiones que estimen más adecuadas para lograrlo.

Anexos:

Descargue comunicado original aquí

Audio rector Universidad de Caldas, Alejandro Ceballos Márquez

 

Informes: Oficina de Comunicaciones y Prensa Universidad de Caldas.

Redacción: Adriana Salazar Villegas

 

Skip to content
This Website is committed to ensuring digital accessibility for people with disabilitiesWe are continually improving the user experience for everyone, and applying the relevant accessibility standards.
Conformance status