• Transparencia y acceso a información pública

Código de integridad

El Código de Integridad es el principal instrumento técnico de la Política de Integridad del Modelo Integrado de Planeación y Gestión – MIPG, la cual hace parte de la dimensión de Talento Humano.
La Universidad de Caldas mediante Resolución de Rectoría N° 1239 de 2021 adoptó el código de integridad para nuestra Institución, luego de identificar la percepción de todos los servidores públicos de la Universidad de Caldas, sobre los valores que nos asiste en la prestación del servicio público, a través del envío de una encuesta virtual liderada por la Oficina de Gestión Humana, la cual fue tomada de la caja de herramientas del Departamento Administrativo de la Función Pública – DAFP.
Dicha encuesta arrojó unos resultados que evidencian que, en el actuar y pensar de los servidores públicos de la Universidad de Caldas deben primar la justicia y el respeto como valores prioritarios a la hora de prestar el servicio; y que en términos de las oportunidades de mejora debe interiorizarse de mejor manera los valores del compromiso, la diligencia y la honestidad.
Por parte de la administración hay un compromiso de continuar prestando un servicio de calidad por parte de todos los servidores públicos que trabajan en la Universidad de Caldas, teniendo en cuenta el código de integridad como una ruta, para establecer los parámetros que orienten las acciones de los servidores públicos para la prestación del servicio, el logro de los objetivos y la gestión adecuada del desempeño institucional.

Lo que hago

  • Tomo decisiones informadas y objetivas basadas en evidencias y datos confiables.
  • Es muy grave fallar en mis actuaciones por no tener las cosas claras.
  • Reconozco y protejo los derechos de cada persona de acuerdo con sus necesidades y condiciones.
  • Tomo decisiones estableciendo mecanismos de diálogo y concertación con todas las partes involucradas.

Lo que no hago

  • No promuevo ni ejecuto políticas, programas o medidas que afectan la igualdad y la libertad de personas.
  • No favorezco el punto de vista de un grupo de interés sin tener en cuenta a todos los actores involucrados en una situación.
  • Nunca permito que odios, simpatías, antipatías, caprichos, presiones o intereses de orden personal o grupal inter eran en mi criterio, toma de decisión y gestión pública.

Lo que hago

  • Atiendo con amabilidad, igualdad y equidad a todas las personas en cualquier situación a través de mis palabras, gestos y actitudes, sin importar su condición
    social, económica, religiosa, étnica o de cualquier otro orden. Soy amable todos los días, esa es la clave, siempre.
  • Estoy abierto al diálogo y a la comprensión a pesar de perspectivas y opiniones distintas a las mías. No hay nada que no se pueda solucionar hablando y escuchando al otro.

Lo que no hago

  • Nunca actúo de manera discriminatoria, grosera o hiriente, bajo ninguna circunstancia.
  • Jamás baso mis decisiones en presunciones, estereotipos, o prejuicios.
  • No agredo, ignoro o maltrato de ninguna manera a los ciudadanos ni a otros servidores públicos.

Lo que hago

  • Asumo mi papel como servidor público, entendiendo el valor de los compromisos y responsabilidades que he adquirido frente a la ciudadanía y al país.
  • Siempre estoy dispuesto a ponerme en los zapatos de las personas. Entender su contexto, necesidades y requerimientos es el fundamento de mi servicio y labor.
  • Escucho, atiendo y oriento a quien necesite cualquier información o guía en algún asunto público.
  • Estoy atento siempre que interactúo con otras personas, sin distracciones de ningún tipo.
  • Presto un servicio ágil, amable y de calidad.

Lo que no hago

  • Nunca trabajo con una actitud negativa. No se vale afectar mi trabajo por no ponerle ganas a las cosas.
  • No llego nunca a pensar que mi trabajo como servidor es un “favor” que le hago a la ciudadanía. Es un compromiso y un orgullo.
  • No asumo que mi trabajo como servidor es irrelevante para la sociedad.
  • Jamás ignoro a un ciudadano y sus inquietudes

Lo que hago

  • Siempre digo la verdad, incluso cuando cometo errores, porque es humano cometerlos, pero no es correcto esconderlos.
  • Cuando tengo dudas respecto a la aplicación de mis deberes busco orientación en las instancias pertinentes al interior de mi entidad. Se vale no saberlo todo, y
    también se vale pedir ayuda.
  • Facilito el acceso a la información pública completa, veraz, oportuna y comprensible a través de los medios destinados para ello.
  • Denuncio las faltas, delitos o violación de derechos de los que tengo conocimiento en el ejercicio de mi cargo, siempre.
  • Apoyo y promuevo los espacios de participación para que los ciudadanos hagan parte de la toma de decisiones que los afecten relacionadas con el cargo o labor.

Lo que no hago

  • No le doy trato preferencial a personas cercanas para favorecerlos en un proceso en igualdad de condiciones.
  • No acepto incentivos, favores, ni ningún otro tipo de beneficio que me ofrezcan personas o grupos que estén interesados en un proceso de toma de decisiones.
  • No uso recursos públicos para fines personales relacionados con mi familia, mis estudios y mis pasatiempos (esto incluye el tiempo de mi jornada laboral, los
    elementos y bienes asignados para cumplir con mi labor, entre otros).
  • No soy descuidado con la información a mi cargo, ni con su gestión.

Lo que hago

  • Uso responsablemente los recursos públicos para cumplir con mis obligaciones. Lo público es de todos y no se desperdicia.
  • Cumplo con los tiempos estipulados para el logro de cada obligación laboral. A fin de cuentas, el tiempo de todos es oro.
  • Aseguro la calidad en cada uno de los productos que entrego bajo los estándares del servicio público. No se valen cosas a medias.
  • Siempre soy proactivo comunicando a tiempo propuestas para mejorar continuamente mi labor y la de mis compañeros de trabajo.

Lo que no hago

  • No malgasto ningún recurso público.
  • No postergo las decisiones y actividades que den solución a problemáticas ciudadanas o que hagan parte del funcionamiento de mi cargo. Hay cosas que sencillamente no se dejan para otro día.
  • No demuestro desinterés en mis actuaciones ante los ciudadanos y los demás servidores públicos.
  • No evado mis funciones y responsabilidades por ningún motivo.
Fecha Actual:

Última actualización: septiembre 14, 2022