Arquitecta ganadora de Beca Rogelio Salmona visitó el Centro Cultural de la U. de Caldas

La arquitecta Freya Cobbin, primera beneficiaria del programa Rogelio Salmona Fellowship, beca que tiene como objetivo examinar el legado de este reconocido arquitecto colombiano, visitó el pasado 28 de agosto la primera etapa del Centro Cultural Rogelio Salmona de la Universidad de Caldas.  

La profesional nacida en Australia, pero que vive hace más de 20 años en Londres, recorrió con cámara fotográfica en mano todos los espacios de esta emblemática construcción, acompañada de Ana María Venegas Ceballos, arquitecta de la U. de Caldas, quien resolvió todas sus inquietudes sobre los aspectos técnicos y de diseño de la obra.

Con una amplia sonrisa y una emoción inocultable, Freya Cobbin varias veces se detuvo para tocar las  superficies en concreto, así como para fotografiar los ladrillos y las formas geométricas en los pisos y techos de este edificio que albergará la biblioteca y el Centro de Ciencia Francisco José de Caldas.

Al final de la visita, habló sobre lo que ha sido su experiencia con la beca y residencia (LEA: Rogelio Salmona Fellow 2017: Freya Cobbin), que también busca ampliar y profundizar la comprensión del trabajo de Rogelio Salmona a nivel internacional, y crear conexiones a largo plazo entre diseñadores y arquitectos británicos y colombianos.

-¿Cómo le pareció el Centro Cultural de la U. de Caldas?

Es increíble porque es la obra más grande que he visto y que existe de Salmona. Este recurso que la universidad está ganando con este proyecto es impresionante. Yo nunca tuve recursos de ese tamaño durante mis estudios, entonces no podría imaginar la suerte que tendrán los estudiantes de venir acá y usar esos recursos. Yo también quiero volver a tomar un cafecito en la terraza y disfrutar la vista (…) Es muy especial porque es una obra nueva con mucho potencial para las generaciones futuras, pero con un vínculo con los otros diseños y la visión que Salmona tenía.

-¿Por qué surgió su interés por la obra de Rogelio Salmona?

Llegué por primera vez a Colombia hace 4 años y estaba haciendo un taller con la Universidad Católica en Medellín, pero aproveché la oportunidad para visitar el país. Fui a Bogotá para mirar la ciudad y descubrí la obra de Salmona, pues unas semanas antes del viaje vi unas fotos de las Torres del Parque y también del Centro Cultural Gabriel García Márquez, entonces me encantó su trabajo y el estilo de ladrillo me parece muy especial.

Cuando volví a Inglaterra y hablé con mis colegas de la arquitectura de Salmona, estaba bastante sorprendida que era muy conocido afuera de Colombia entonces tuve más curiosidad por su obra, aunque no había mucho material traducido al inglés.

-¿Cómo se enteró de la convocatoria para la beca?

La conocí gracias a un amigo colombiano que sabe que estoy enamorada de la obra de Salmona y me dijo: eso tiene su nombre, hay que aplicar. Comencé el proceso, redescubrí esa pasión y cuando logré la beca fue una sorpresa y una alegría muy grande.

-¿Qué otras ciudades ha visitado?

He estado más en Bogotá porque tiene muchas de sus obras, pero también pasé por Armenia y he visto el Museo del oro Quimbaya. Voy a Medellín y después visito el Centro Cultural Moravia y luego vuelvo a Bogotá. No sé si iré a Cali a visitar otro proyecto porque el cronograma está muy lleno, y mientras estoy disfrutando todo hay que tener tiempo para reflexionar.

-¿Al final de la beca hará alguna publicación?

No hay algo concreto de entrega, pero estoy preparando una socialización en el MamBo (Museo de Arte Moderno de Bogotá) a finales de septiembre y sería una buena oportunidad para presentar algunas ideas de las investigaciones y abrir la conversación con el público, porque el tema principal de mi propuesta de investigación es más cómo usa la gente hoy la obra de Salmona, su entorno, los espacios públicos. Además hay unas presentaciones en Inglaterra con el Bristish Council (…) Me encantaría el reto de escribir un artículo en español y puede ser que un día la Universidad me invite a escribir sobre mi experiencia.

Por último, la arquitecta Freya Cobbin reiteró su amor por Colombia y por la obra de Rogelio Salmona, cuya visión de muchos de sus proyectos era por tener una sociedad democrática en la que las personas pudieran compartir espacios colectivos.

GALERÍA: Imágenes del recorrido de la arquitecta inglesa por el Centro Cultural de la U. de Caldas

 

Informes: Oficina de Comunicaciones y Prensa U. de Caldas, teléfono 878 15 00 extensión 12 167.

Redacción: Mauricio Díaz Gómez.